Páginas vistas en total

martes, 23 de febrero de 2016

BRASIL: EQUIPOS DE EEUU Y BRASIL EXPLORAN ALCANCES DEL ZIKA


AP Photo


JOAO PESSAO, Brasil  Cuadrillas de trabajadores de la salud brasileños y estadounidenses inspeccionaban el martes uno de los estados más pobres de Brasil en busca de madres y sus bebés en un estudio destinado a determinar si el virus del zika causa defectos congénitos.

El ministro de salud, Marcelo Castro, se manifestó "absolutamente seguro" de que el zika, transmitido por mosquitos, es responsable de un aumento en los casos de microcefalia, en que los bebés nacen con cabeza y cerebro reducidos y pueden padecer severos problemas en su desarrollo, pero con escasa literatura especializada, algunos médicos en Brasil y otros países dicen que todavía no se cuenta con datos científicos como para comprobar la conexión.

El estudio, efectuado conjuntamente por el Ministerio de Salud de Brasil y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), de Estados Unidos, se propone llenar ese vacío comparando los bebés microcefálicos y sus madres a los bebés sin esa condición.

"La creencia prevaleciente es que el virus del zika está detrás del aumento en microcefalia. En qué medida lo está es uno de los objetivos importantes de este estudio", afirmó Erin Staples, un epidemiólogo con sede en Colorado que dirige el contingente de los CDC en el estado de Paraiba. "Creo que está ocurriendo algo único y detectable, pero realmente necesitamos comprender mejor, sobre todo para poder prevenir que esto ocurra a otras generaciones".

Ocho equipos integrados por un representante de los CDC y tres trabajadores brasileños de la salud llamarán a las puertas de varios centenares de familias con infantes escogidas al azar en Paraiba, un estado del nordeste que es uno de los menos desarrollados en Brasil. Las cuadrillas esperan reclutar por lo menos 130 bebés microcefálicos y sus madres y de dos a tres veces más de madres y de bebés sin esa condición, todos nacidos en las mismas áreas y aproximadamente al mismo tiempo.

Los investigadores extraerán muestras de sangre de los bebés y sus madres que serán enviada a laboratorios en Brasil y Estados Unidos para someterlos a exámenes exploratorios de zika y el dengue, un virus similar también transmitido por el mosquito Aedes aegypti. La idea es determinar si las madres con bebés microcefálicos se infectaron de zika y, de ser así, en qué momento durante sus embarazos.

Los equipos también examinarán otros factores que, posiblemente junto con el zika, podrían explicar el aumento en los casos de microcefalia en Brasil, como ser una infección anterior con dengue, toxoplasmosis o la ingestión de toxinas.

"Si podemos suministrar alguna información básica o mostrar una vinculación potencial, nos mostrará otro camino acerca de cómo prevenir esto y qué necesitamos como próximo paso", afirmó Staples.

El proceso de reclutamiento llevará de cuatro a cinco semanas, aunque dependerá de la receptividad pública.



No hay comentarios:

Publicar un comentario