Páginas vistas en total

jueves, 31 de julio de 2014

Diputados avalan en lo general leyes de órganos reguladores energéticos

image

El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó en
lo general, con 333 votos a favor y 125 en contra, la minuta que contiene
las nuevas leyes sobre órganos reguladores, seguridad industrial y
protección ambiental.
El documento avalado expide las leyes de los Órganos Reguladores
Coordinados en Materia Energética y de la Agencia Nacional de Seguridad
Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos.
También reforma y deroga diversas disposiciones de la Ley Orgánica de la
Administración Pública Federal.
Los diputados de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del
Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano presentaron ante el Pleno siete
mociones suspensivas de 13 que se inscribieron ante la Mesa Directiva, al
inicio de la discusión del dictamen de la minuta del Senado sobre órganos
reguladores en materia energética, las cuales fueron rechazadas por la
mayoría.
Aunque no se prevé que pueda haber cambios al dictamen en la discusión
en lo particular, los diputados principalmente de izquierda (PRD, PT y
Movimiento Ciudadano) han registrado alrededor de 469 reservas para
proponer cambios a diverso artículos.
La presentación de estas reservas se agruparon en dos temas: Órganos
Reguladores, y Medio Ambiente y Utilidad Pública, a fin de conjuntar el
mayor número de estas propuestas de cambio en un solo exponente, ya que
varias se refieren a un mismo artículo.
“Con esta legislación que continuarán la discusión los diputados en lo
particular, con tantas reservas, se establece un nuevo modelo de desarrollo
y seguridad energética”, afirmó el presidente de la Comisión de Energía,
Marco Antonio Bernal Gutiérrez.
El diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) explicó que en
esta legislación se “plantea una serie de enmiendas que constituyen un
cambio de paradigma respecto al aprovechamiento sustentable de los
hidrocarburos y el desarrollo del sector eléctrico, con el fin de potenciar el
crecimiento económico y la prosperidad de todos los mexicanos”.
Bernal Gutiérrez aseguró que este cambio de paradigma se basa en una
sólida rectoría del Estado, sustentada en la función de órganos reguladores
autónomos y de alta capacidad profesional.
“Con el nuevo modelo de desarrollo y seguridad energética que establece
esta reforma se vuelve indispensable la existencia de órganos reguladores
fuertes y autónomos, como los que aquí se proponen”, resaltó.
Aseveró que estos órganos reguladores serán lo suficientemente sólidos
para vigilar a los entes regulados y asegurar la operación de mercados
competitivos, que beneficien el interés público.
El diputado priista por Tamaulipas explicó que para ejercer cabalmente las
funciones con las que han sido envestidos, estas entidades están dotadas
de autonomía técnica, operativa y de gestión, así como de personalidad
jurídica propia.
A fin de garantizar su financiamiento podrán disponer de los ingresos y
aprovechamientos que se establezcan por los servicios que prestan.
Destacó el concepto de la coordinación, presente a lo largo del dictamen, el
cual resalta el carácter integral de la reforma y el trabajo conjunto de los
órganos reguladores.
Por ello se crea el Consejo de Coordinación del sector energético, como un
mecanismo que dé coherencia a la acción de las dependencias del Ejecutivo
federal y fundamente la rectoría del Estado en dicho sector.
Los órganos reguladores contarán con facultades para vigilar el
cumplimiento de las disposiciones aplicables a quienes realizan actividades
en materia energética.
Podrán emitir las disposiciones de carácter general necesarias para el
cumplimiento de sus funciones e imponer las sanciones que se desprendan
de hechos que contravengan los ordenamientos vigentes.
La Comisión Nacional de Hidrocarburos tendrá a su cargo regular y
supervisar el reconocimiento y la exploración superficial, así como la
exploración y extracción de hidrocarburos y licitar y suscribir los contratos
que sean celebrados en este rubro.
Con independencia en lo establecido en otros ordenamientos, la Comisión
Reguladora de Energía deberá regular y promover, entre otras actividades, el
desarrollo eficiente de actividades como las de transporte, almacenamiento,
distribución de petróleo, gas natural, gas licuado, petrolíferos y
petroquímicos.
En tanto que la Agencia de Seguridad Industrial tendrá por objeto la
protección de las personas, el medio ambiente y las instalaciones del sector
de hidrocarburos a través de la supervisión y regulación de la seguridad
industrial y operativa.
También las actividades de desmantelamiento y abandono de instalaciones
y el control de los residuos y emisiones contaminantes, con lo cual se
asegura la gestión de sustentable de los recursos energéticos y del
desarrollo del sector eléctrico.
Indicó que con el fin de promover la transparencia y evitar la corrupción de
los entes reguladores, éstos funcionarán bajo el principio de máxima
publicidad y sus actos y acuerdos de voluntad estarán protegidos por la Ley
Federal Anticorrupción en Contrataciones Públicas, promulgada en 2012.
De igual forma, cada ente tendrá su propio órgano interno de control para
establecer responsabilidades, recibir quejas y efectuar auditorías, lo cual se
traducirá en una mejor transparencia y rendición de cuentas y en la
dignificación del servicio público.
Para evitar la judicialización sobre las resoluciones tomadas por los
órganos que aquí se establecen, el dictamen contempla que estos actos no
serán objeto de suspensión por parte de los juzgados de distrito y en ningún
caso se admiten recursos ordinarios o constitucionales en contra de actos
intraprocesales.
Con la finalidad de involucrar a la sociedad civil en la formulación de reglas
administrativas de carácter general, se crea la figura del Consejo Consultivo
para cada uno de los órganos reguladores, el cual tendrá como objetivo
contribuir a los procesos de consulta pública en este ámbito.
El presidente de la Comisión de Energía explicó que las reformas que se
están aprobando en el presente periodo extraordinario, “trasciende un mero
cambio en la forma en que los mexicanos hemos venido aprovechando
nuestros recursos naturales y desarrollando al sector eléctrico”.
Finalmente, agregó que se trata de reordenar un sector estratégico para el
crecimiento económico, elevar la productividad y la competitividad
nacionales, para constituir un verdadero motor que acelere nuestra
economía y la creación de empleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario