Páginas vistas en total

viernes, 5 de octubre de 2012

Entregan al Poder Judicial la Agenda Nacional en Ciencia, Tecnología e Innovación

  ·         La legitimidad social de la profesión jurídica se deriva de un actuar libre de dogmatismos, cercano siempre a la ciencia: Juan Silva Meza
·         Tenemos la certeza de que con el apoyo de la Corte estaremos en la posibilidad de alcanzar aquello que nos parece indispensable: Narro Robles

  La comunidad académica, científica y empresarial del país entregó ayer a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) el documento “Hacia una Agenda Nacional en Ciencia, Tecnología e Innovación”, una propuesta estratégica elaborada por 64 organizaciones para mejorar el bienestar de la población a través del desarrollo integral de la nación.
  El documento, que la semana pasada fue entregado al presidente electo Enrique Peña Nieto, lo recibió el ministro Juan Silva Meza, presidente de la SCJN, quien comprometió al Poder Judicial de la Federación a  difundir las propuestas contenidas en él y participar activamente para poner en marcha una relación más cercana con la ciencia.
  “Quienes nos dedicamos a la profesión jurídica, debemos estar conscientes de que la legitimidad social de nuestra especialidad se deriva de un actuar objetivo e informado, alejado de la discrecionalidad o capricho, alejado de cualquier dogmatismo, cercano siempre a la ciencia”, dijo.
  La ceremonia de entrega-recepción del documento se llevó a cabo en el área de Murales de la SCJN. El presidium lo integraron los ministros Juan Silva Meza y José Ramón Cossío Díaz, así como los rectores José Narro Robles, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y Enrique Fernández Fassnacht, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).
  Al acto también asistieron representantes de las organizaciones que tomaron parte en la elaboración de la propuesta, entre ellas instituciones de educación superior, centros de investigación, academias, asociaciones, cámaras y líderes empresariales.
José Narro, quien fue el responsable de entregar el documento, sostuvo que este representa un trabajo intenso de cuatro meses realizado con disciplina, que el contenido es de la mayor importancia para nuestro país y que las propuestas, más de un centenar, pueden ayudar al país a salir adelante.
  La premisa que nos ha movido –expuso el rector de la UNAM-  es hacer del conocimiento y la innovación una palanca fundamental para el crecimiento económico sustentable de México, que favorezca el desarrollo humano, posibilite mayor justicia social, consolide la democracia y la paz, y fortalezca la soberanía nacional.
  Espera que “Hacia una Agenda en Ciencia, Tecnología e Innovación” se convierta en un instrumento para que México salga de una deuda histórica en materia de combate a la pobreza, de combate a la desigualdad.
  Recordó que en septiembre de 2004 el Poder Legislativo determinó destinar el 1 por ciento del Producto Interno Bruto a favor de la ciencia, tecnología e innovación, “pero vemos con preocupación que después de ocho años seguimos prácticamente en el mismo punto. Tenemos la certeza de que con el apoyo de la Corte, garante del cumplimiento de la ley, estaremos en la posibilidad, junto con resto de los poderes públicos, de alcanzar aquello que nos parece indispensable”.
 

  Cada uno de los capítulos contenidos en el documento fueron expuestos de manera sintetizada por algunos de los participantes en la elaboración de la propuesta, por la UNAM lo hicieron Ricardo Tapia Ibargüengoitia, investigador Emérito; Estela Morales Campos, coordinadora de Humanidades; y Eduardo Bárzana García, secretario general. También tomaron la palabra Enrique Fernández Fassnacht, rector de la UAM; y René Asomoza, director general del Cinvestav, entre otros.
  El ministro Silva Meza dijo que a partir de este documento, el Poder Judicial de la Federación discutirá las relaciones entre derecho, ciencia y tecnología, con especial énfasis en el estudio de las formas  en las que el país enfrenta, desde las instituciones jurídicas, los avances científicos y tecnológicos.
  “Una justicia de vanguardia no puede tener cabida en un espacio ajeno a los avances de la ciencia, por eso, celebramos que las instituciones científicas del país hayan pensado en el Poder Judicial de la Federación”, indicó.
  Silva Meza subrayó que las políticas públicas nacionales a veces no parecen corresponder a la importancia discursiva que siempre se ha otorgado a la ciencia.
  Expresó su convicción  de que el proyecto que le fue entregado articule los intereses de los sectores empresarial, académico y gubernamental en el propio beneficio de la ciencia  y del país, pues una política de Estado debe ser congruente, consistente y coordinada, pero sobre todo con visión transexenal.
  El ministro añadió que desde el Poder Judicial de la Federación se considera que la planeación estratégica, la definición de los objetivos nacionales, la vinculación y el compromiso social de la ciencia, son pieza esencial para lograr ese México de vanguardia científica “que tanto necesitamos” y que el documento que se presentó contiene las directrices de esos pasos fundamentales.
   El presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, José Franco, expresó al concluir la ceremonia que “tener a los diferentes poderes de la nación aceptando no solo el documento, sino la importancia de la ciencia nos hace sentir que este país tiene un futuro brillante”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario