Páginas vistas en total

lunes, 10 de junio de 2013

La izquierda italiana vence en las elecciones locales y se hace con Roma

ROMA (AFP)

Pese a la alta abstención, la mayor formación de la izquierda, Partido Democrático (PD), ha ganado la segunda ronda de las elecciones municipales que se celebraron domingo y lunes en Italia, al arrebatar a la derecha la alcaldía de Roma en el primer test electoral para el primer ministro Enrico Letta (centro izquierda)

El cirujano Ignazio Marino derrotó con el 64% al alcalde saliente, Gianni Alemanno, exneofascista perteneciente al partido de Silvio Berlusconi, quien duplicó los 12 puntos de desventaja que registró hace quince días en la primera ronda electoral.

Roma, la última alcaldía importante de la derecha, será de nuevo administrada por la izquierda tras los controvertidos cinco años en que la capital italiana estuvo en manos del exministro de Berlusconi, marcados por escándalos de corrupción y sobre todo por la pésima administración. "El resultado es claro, Marino es el vencedor. Aunque hay que señalar el alto abstencionismo, una señal clara del desafecto por la política", reconoció el alcalde saliente, Alemanno.

Además de la "batalla por Roma", la izquierda fue la vencedora en la mayoría de los 67 municipios en que se celebró la segunda ronda electoral y en todas las 16 capitales intermedias, como Siena y las norteñas Brescia y Treviso, esta última feudo desde hace 20 años del movimiento xenófobo Liga Norte.

"Roma debe renacer", declaró emocionado Marino ante cientos de militantes congregados en el centro de la capital. El nuevo alcalde, de 57 años, un cirujano experto en trasplantes de hígado, prometió relanzar la ciudad como capital del arte, la cultura y la arqueología en el mundo, así como reactivar el trabajo juvenil y convertirse en punto de referencia moral y ético de la península.

El Movimiento 5 Estrellas (M5S) del cómico antisistema Beppe Grillo, es considerado como el gran derrotado después del sorprendente éxito obtenido en febrero, al convertirse en la tercera formación política del país al canalizar la protesta y el descontento de buena parte de la población. Sin embargo, su conducta parlamentaria y las acusaciones de autoritarismo a Grillo han desprestigiado al movimiento, que perdió la semana pasada a sus primeros dos diputados, irritados y divididos por las decisiones y declaraciones de su carismático líder, que llegó a tildar al Parlamento de "tumba maloliente que no sirve a nada".

El resultado debería reforzar el liderazgo del PD y de Letta, quien ha tenido problemas para convencer a su electorado de la necesidad de pactar un gobierno de unidad con el histórico rival Berlusconi tras la parálisis política que agobió al país. "Es un resultado que hay que analizar y que nos refuerza en la idea de seguir trabajando a favor de la alianza", comentó Letta.

El desplome de la participación, con el 48,5%, la más baja de la historia reciente, representa un desafío para la estabilidad de Italia , ya que menos de la mitad del electorado participó en la segunda ronda. "Esto es el derrumbe, el desencanto", resume en un editorial Il Corriere della Sera.

Para Antonio Noto, director del instituto de sondeos Ipr Marketing, la abstención aumentó debido a la crisis económica y a la recesión que azota al país desde hace dos años. "Los administradores locales, sobre todo los alcaldes, han perdido peso debido a la crisis. Sin medios financieros no pueden mejorar los servicios, hacer obras, mejorar las ciudades", explicó Noto en una entrevista al diario La Repubblica.

Se trata de "una señal de alarma", según el sociólogo Piergiorgio Corbetta que espera que los políticos dejen de "ignorar" el fenómeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario