Páginas vistas en total

domingo, 26 de agosto de 2012

En riesgo la subsistencia del Lago Alchichica, en Puebla

• Cuenta con especies consideradas microendémicas, y a la fecha se han descrito cinco, pero el desarrollo antropocéntrico mal planeado pone en riesgo su subsistencia
• En México hay sitios similares en donde la falta de proyección y el control de la actividad humana, provocan la pérdida de sus ecosistemas, señaló Javier Alcocer, de la FES Iztacala de la UNAM

Aunque es un tesoro para la ciencia, y uno de los cuerpos de agua mexicanos más conocidos, el desarrollo antropocéntrico planeado en forma inadecuada pone en riesgo la subsistencia del Lago Alchichica, en Puebla.
Ha sido estudiado, a lo largo de 15 años, por integrantes del Proyecto de Investigación en Limnología Tropical de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la UNAM. Javier Alcocer Durand, quien encabeza el equipo de trabajo, reconoció que en México hay ejemplos de sitios similares, donde la falta de planeación y control de las actividades humanas conllevan a la pérdida irreparable de sus ecosistemas.
De origen volcánico, Alchichica fue creado por una explosión freatomagmática; data del Pleistoceno tardío, y es uno de los pocos lagos calificados como "hondos" en el país. La química de sus aguas es muy peculiar, y es probable que ésta sea la causa de que albergue una biota tan particular.
Por ello, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) lo considera, en la Región Hidrológica Prioritaria Cuenca Oriental, como un sitio de importancia para la conservación de la variedad de especies acuáticas epicontinentales.

Se caracteriza por sus estructuras carbonatadas, que recuerdan a los arrecifes coralinos y conforman un anillo casi continuo, que corre paralelo a la línea de la costa. Los microorganismos, sobre todo cianobacterias, se desarrollan y forman estratos o biopelículas que crecen capa a capa, y conforman los estromatolitos.

Cuenta con especies consideradas microendémicas, y a la fecha se han descrito cinco: el alga diatomea Cyclotella alchichicana, el crustáceo copépodo Leptodiaptomus garciae, el isópodo Caecidotea williamsi, el pez Poblana alchichica, y el anfibio Ambystoma taylori.

Además, el charal de Alchichica y la salamandra de Taylor están enlistados en la NOM-059-ECOL-2001, el primero en la categoría de especie amenazada, y la segunda, como sujeta a protección especial; se sabe que otras que comparten ese ecosistema también son nuevas para la ciencia y se encuentran en vías de ser descritas.


Cuatro gandes rubros
En cuanto a los servicios ecosistémicos del lago, pueden catalogarse en cuatro grandes rubros: el aprovisionamiento, evidenciado sobre todo por la pesca artesanal del charal; la regulación, relacionada con el clima, pues tiene un gran potencial para fijar CO2 atmosférico, exportarlo como carbono biogénico al fondo y conservarlo en los sedimentos profundos; el cultural, en que los habitantes tienen una relación profunda de misticismo y leyendas, y el soporte, porque se trata de un sitio de esparcimiento y recreación donde se practica la natación, el buceo y el windsurf.
Alcocer advirtió que la sobre-extracción del agua del manto freático es una actividad creciente en la región, para cubrir las necesidades de una agricultura de riego en expansión, así como para dotar de líquido potable a las poblaciones en desarrollo. La agricultura de la zona combina dos características desfavorables: las especies sujetas a cultivo y las técnicas de irrigación, que no son adecuadas para regiones áridas y semiáridas como Alchichica.

De seguir este proceso de desecación, sostuvo, se corre el riesgo no sólo de eliminar el área litoral, sino también de alterar el balance del lago, con lo que se perderían las condiciones oligotróficas requeridas para el buen desarrollo de los estromatolitos y demás biota acuática, pues serían impactados de manera negativa y se pondría en riesgo la persistencia de ese cuerpo de agua, "sin duda una joya acuática para México y el mundo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario