Páginas vistas en total

martes, 23 de abril de 2013

La responsabilidad ética del periodismo pasa por el buen uso del idioma

El destacado periodista y académico chileno, Abraham Santibáñez, aseguró  que la responsabilidad ética en el periodismo pasa por el buen uso del idioma, la precisión de los términos y el buen estilo.

Valorar

«La redacción atractiva y original deben ser parte integral del castellano usado en todos los medios impresos o audiovisuales, incluso digitales», añadió Santibáñez.

Como parte de su disertación «Ética Periodística y cuidado del idioma», realizada en la Academia Chilena de la Lengua, en el marco del Día del Idioma, el docto sostuvo que el buen trabajo periodístico debe serlo en todas sus dimensiones «desde el reporteo hasta la redacción final».

Recordó que sus dos grandes pilares son: la verdad y el respeto a la dignidad de las personas «pero hay un tercero, como apuntaron hace algunos años los académicos aquí presentes, Marcela Oyanedel y José Luis Samaniego», apostilló.

Según ellos «el verdadero problema del uso que los medios hacen de la lengua es que se sitúa en el nivel de la ética profesional», añadió Santibáñez, que hizo un repaso del periodismo desde el nacimiento de la Gaceta de Madrid, fundada en 1661, hasta ahora, el pleno desarrollo de la digitalización.

«Agreguemos que en los últimos años, la incorporación de las tecnologías digitales ha tenido un efecto adicional profundo en la tarea periodística, especialmente en el empobrecimiento del idioma», subrayó.

Afirmó que la tecnología no solo le facilita la tarea a los periodistas, también le plantea desafíos nuevos y modos nuevos de trabajar.

Aseguró que la mayoría de las situaciones de tipo ético a que enfrentan los periodistas y los medios se refieren a temas «menos dramáticos» que afectan generalmente a personas individuales o grupos determinados «pero difícilmente a una nación entera como ocurrió en Estados Unidos con la investigación del caso Watergate».

En este sentido, Santibáñez, que fue miembro hasta el 2008 del Consejo de Ética de los Medios de Comunicación de Chile y del Tribunal Nacional de Ética y Disciplina del Colegio de Periodistas, recordó que los viejos periodistas se esforzaron siempre con ir más allá de la vulgaridad, los conceptos manidos y las repeticiones injustificadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario