Páginas vistas en total

miércoles, 8 de mayo de 2013

Toque de frescura muy recomendable para el hogar


Instalar un estanque en el jardín

Un estanque proporciona mayor frescura al jardín y múltiples posibilidades decorativas, a través de plantas acuáticas y otras variantes

Un estanque es un excelente aliado para mejorar el aspecto del jardín. Su instalación y su mantenimiento son sencillos y no muy costosos y aportan un toque de frescura muy recomendable para este espacio en el hogar. Además, las plantas acuáticas, los desniveles y la iluminación permiten decorarlo de manera muy atractiva. Este artículo destaca losbeneficios de contar con un estanque en el jardín, explica dónde conviene ubicar el estanque y qué tipo de materiales y decoración se puede emplear.


Beneficios de contar con un estanque en el jardín

La instalación de un estanque permite crear un rincón de frescura y remanso en el jardín y, de esa manera, poder gozar aún más del contacto con la naturaleza en este espacio de la casa. La presencia del agua contribuye a regular la humedad en el ambiente y la temperatura, debido a que mejoran las condiciones para todas las plantas y los árboles en general.
En el momento de decidir la instalación de un estanque en el jardín, se deben tener en cuenta dos factores muy importantes. El primero esel sitio que ocupará, para que no represente un obstáculo y cuente con las condiciones climáticas adecuadas. El segundo, sus características: los materiales de los que estará construido, qué forma tendrá y cuál será su decoración.

Dónde ubicar un estanque

El lugar idóneo para instalar un estanque en el jardín es una zona que reciba la luz del sol durante algunas horas (entre 4 y 6) al día. Esta iluminación posibilita que las plantas acuáticas vivan en el estanque, pero impide que el agua se caliente demasiado, lo cual favorecería la proliferación de algas u otras especies poco deseables.
Las raíces de algunos árboles son tan extensas y fuertes que su desarrollo puede afectar el lecho del estanque
También conviene evitar la cercanía de árboles, por más de una razón. Por un lado, ciertas especies (como la higuera) desarrollan raíces muy extensas y fuertes, cuyo crecimiento podría afectar al lecho del estanque. Por otro, la caída de las hojas cuando llega el otoño puede hacer muy engorrosa la tarea de limpieza, sobre todo si es un árbol de hojas caducas (pierde todas sus hojas cuando llega la temporada invernal). Los de hoja perenne también ensucian, pero bastante menos.
El viento es otro factor que se debe tener en cuenta, porque puede arrastrar demasiadas hojas, ramas u otros elementos al agua y ensuciarla mucho. Conviene que el estanque se halle en un sitioresguardado de las corrientes de aire o, en todo caso, donde lo normal sea que lleve los pequeños objetos en otra dirección. Por otro lado, el aire sobre el estanque en invierno hace que el frío se sienta todavía más.

Formas y materiales de los estanques

Existen diversas formas y materiales para construir estanques. Su nivel puede estar tanto a ras del suelo, como más elevado, contenido por un pequeño muro. Otra alternativa consiste en edificar pequeños desniveles en el jardín, lo cual puede resultar algo más costoso. Es imprescindible, por supuesto, sellar bien toda la superficie para evitar filtraciones.
Otra posibilidad es la de adquirir un estanque prefabricado (de plástico, PVC, fibrocemento, etc.), que se instala en un hueco en el suelo del jardín. Estos estanques se fabrican con medidas y formas estandarizadas para adaptarse a distintos espacios.

Decoración para el estanque


Con respecto a la decoración, existen múltiples maneras de adornar el estanque. La opción más vistosa la constituyen las plantas acuáticas, tanto las flotantes, como la lechuga de agua, el camalote o jacinto de agua o la flor de loto, como las idóneas para plantar junto al estanque, como el papiro, la costilla de Adán o la pachira acuática. Además, colocar algunas plantas palustres o de pantano también contribuye a oxigenar el agua.
Otro aliado en la decoración y el mantenimiento del estanque son las cascadas y fuentes que, mediante una bomba normal, remueven el agua y también favorecen su oxigenación. También las piedras y rocas generan un efecto muy bonito junto al agua.
La iluminación del estanque representa el complemento justo para disfrutarlo durante la noche, con lámparas alrededor del agua y también con focos sumergidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario