Páginas vistas en total

lunes, 13 de agosto de 2012

El presidente Hollande cumple con sus promesas sin convencer a los franceses

PARÍS (AFP)

El presidente francés, el socialista François Hollande, elegido hace cien días, está cumpliendo sus promesas electorales pero, según las encuestas, aún tiene que convencer a sus compatriotas de que logrará reducir el desempleo e impulsar una salida a la crisis siria.Desde que asumió el cargo, Hollande tomó medidas que anulan algunas reformas de su predecesor, Nicolas Sarkozy, calificado por la izquierda de "presidente de los ricos". Así, aumentó el impuesto a la fortuna y los que se pagan por una sucesión en la que la herencia sea muy elevada, y volvió a permitir a algunos asalariados que empezaron a trabajar antes de los 18 años de edad jubilarse a los 60 años.
Además, el salario mínimo aumentó levemente (un 2%) y se limitó el alza de los alquileres en ciertas ciudades en las que hay una intensa especulación inmobiliaria, así como los salarios de los altos dirigentes de empresas públicas.
No obstante, para el diario Liberation (izquierda), "a los franceses les sigue costando entender hacia dónde los están llevando Hollande y su equipo". "El 'antisarkosismo' no constituye un programa, un cambio -por radical que sea- de estilo no basta para imponer una visión", estima el periódico.
Según un sondeo publicado el sábado en Le Figaro (derecha), si bien un 57% de las personas interrogadas estiman que Hollande está cumpliendo con las promesas realizadas durante la campaña electoral, un 54% de ellas afirman estar descontentas con la acción del mandatario.
Sólo un 40% de las personas interrogadas confían en Hollande para lograr encontrar, junto con otros países europeos, soluciones a la actual crisis de la zona euro, y sólo un 27% creen que logrará reducir el desempleo, "prioridad número uno de los franceses", recalca Le Figaro.
El presidente francés, François Hollande, revisa las tropas durante una ceremonia en recuerdo al último soldado francés fallecido en servicio, el pasado 11 de agosto en Varces Allières et Risset, en los Alpes franceses.
No obstante, un 75% afirman estar satisfechas con el anuncio de que las fuerzas francesas abandonarán Afganistán a finales de este año, y un 71% saludan que se haya vuelto a permitir que los asalariados que empezaron a trabajar antes de los 18 años y cotizaron durante 41 años para poder jubilarse puedan hacerlo al cumplir 60 años de edad.
Pese a estar de vacaciones en Bregançon, un fuerte reservado al presidente que posee el Estado francés en la Costa Azul (sudeste), Hollande, quien cumplió 58 años el domingo, sigue realizando apariciones públicas.
El sábado expresó en Varces (este de Francia) el compromiso de su país con la "búsqueda obstinada de una solución política en Siria", al concurrir al homenaje al 88º soldado francés muerto, el martes 7 de agosto en Afganistán. Hollande recordó que Francia desplegó un hospital de campaña en Jordania, "muy cerca de la frontera con Siria para ayudar a los refugiados y a los combatientes que hacen frente a la represión".
A este "deber humanitario" se añade "un apoyo a la oposición siria y la búsqueda obstinada de una transición política en Siria", subrayó en un momento en que el Gobierno es objeto de las críticas de la oposición conservadora, que le reprocha su "inacción" en el caso sirio.
La semana pasada, las críticas veladas del expresidente Sarkozy a la política de Hollande sobre Siria generaron malestar en el Ejecutivo francés. Desde entonces, varios directivos de la derecha la criticaron abiertamente.
Así, el secretario general del partido de Sarkozy, la UMP, Jean-François Copé, lamentó la "inercia de la diplomacia francesa", mientras que el ex primer ministro de su predecesor, François Fillon, estimó que Hollande tendría que interrumpir sus vacaciones para tomar "una iniciativa diplomática fuerte".

AFP.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario