Páginas vistas en total

domingo, 2 de septiembre de 2012

Impactos socioeconómicos de la sequía


Las sequías pueden tener

 enormes efectos en la economía,

 nutrición y pobreza



Los impactos pueden ser transitorios, permanentes y/o intergeneracionales, según reportes del Banco Mundial.
Algunas simulaciones realizadas sobre la base de datos históricos de Malawi 36apuntan a pérdidas promedio de 4,6% de su producción de maíz todos los años y a una pérdida en toda la economía de 1% del producto interno bruto (PIB). 
Una sequía grave que según el pronóstico sucede una vez cada 25 años multiplicaría 10 veces tales efectos 37
Según informes, las sequías más graves aumentan la pobreza en 17 puntos porcentuales y golpean especialmente a las comunidades pobres de pequeños agricultores. 

Menor rendimiento escolar

En Zimbabwe, los niños expuestos a la falta de lluvias en 1994–95 tuvieron menor rendimiento escolar y menor tamaño corporal cuando adultos; fueron víctimas de enfermedades crónicas a temprana edad y mortalidad prematura, y percibieron menos ingresos durante la adultez que los menores que no estuvieron expuestos a la catástrofe. 
Por su parte, las mujeres adultas más bajas experimentaron mayores complicaciones durante el parto, sus hijos nacieron con menor peso y enfrentaron mayores probabilidades de mortalidad infantil 38.
En Indonesia, está probado que la exposición a más precipitaciones durante las primeras etapas de la vida (entre 1954 y 1973) tuvo enormes consecuencias positivas en las mujeres adultas (pero no en los hombres) en el año 2000, registrándose menor incidencia de mala salud, mayor altura y mayor escolaridad 39
La magnitud de los impactos depende en gran medida del tamaño de la producción agrícola perdida a causa de la sequía. 
Las gigantescas pérdidas informadas en tres estados semiáridos de India, alrededor del 40% de la producción normal en épocas sin sequía entre 1970 y 2002 40, redujeron el ingreso anual familiar normal en 60%–80% en las comunidades afectadas y aumentaron la incidencia de la pobreza en aquellos estados en 19 puntos porcentuales 41.
 

Fenómenos climatológicos

Las decisiones que adopte el hogar antes (fecha de plantación, prácticas de fertilización), durante (búsqueda de oportunidades de empleo no agrícolas) y después de la sequía (liquidación de activos productivos, emigración) pueden contrarrestar en parte los efectos socioeconómicos de esta. 
Algunos cálculos realizados para India, Tailandia y China entre 1970 y comienzos de los años 2000 indican que los mecanismos usados para enfrentar la emergencia pueden resarcir entre el 25% y el 60% de los ingresos directos perdidos debido a un fenómeno climático de este tipo 42
Además, las políticas públicas pueden ser fundamentales a la hora de remediar y prevenir sus impactos. 
Por ejemplo, está demostrado que las intervenciones que facilitan la introducción de variedades resistentes a las sequías generan importantes beneficios económicos. 
En distritos propensos a estos eventos en India, la incorporación de variedades resistentes a las sequías mejoró la productividad promedio del cacahuate en 23% y redujo en 30% las fluctuaciones en el rendimiento en comparación con las variedades predominantes 43
También se han informado grandes incrementos en el rendimiento (de 20% o más) del arroz, trigo y maíz a lo largo de África meridional y oriental y América Latina 44.
 
Notas
36 K. Pauw, J. Thurlow y D. van Seventer, “Droughts and Floods in Malawi: Assessing the Economywide Effects” (Sequías e inundaciones en Malawi: Evaluación de los efectos económicos generales). Documento de discusión del IFPRI 962, abril de 2010.
37 Los resultados en Malawi difieren según la región, dependiendo de la importancia de la agricultura y la vulnerabilidad de las variedades de cultivos a la sequía. También difieren por sector económico (algunos sectores no son afectados por las sequías) y, por ejemplo, se benefician de los menores salarios, mientras que otros sectores no agrícolas pueden sufrir por la escasez de productos agrarios.
38 Específicamente, las mediciones antropométricas de los niños de Zimbabwe que tenían entre 12 y 24 meses durante la sequía de 1994–95 revelaron menores tasas de crecimiento anual de entre 1,5 y 2 centímetros cuatro años después (J. Hoddinott y B. Kinsey, “Child Growth in the Time of Drought”, Oxford Bulletin of Economics and Statistics (Crecimiento infantil en periodos de sequía, Boletín de Oxford sobre economía y estadísticas), 63(3): 409–36 [2001]).
39 Las niñas que se “beneficiaron” del aumento en las precipitaciones eran 0,57 centímetros más altas y terminaban 0,22 más niveles escolares que aquellas que no lo hicieron. Es probable que estos efectos reflejen un impacto positivo de la lluvia en la producción agrícola, lo que lleva a una mejor disponibilidad de alimentos e ingresos y que en última instancia influye positivamente en las bebés (S. Maccini y D. Yang, “Under the Weather: Health, Schooling and Economic Consequences of Early-Life Rainfall” (Enfermizos: Consecuencias escolares y económicas de contar con lluvias en las primeras etapas de la vida, American Economic Review 99 (3): 1006–26 [2009]. Otro estudio encuentra pruebas preliminares sobre efectos positivos similares de las precipitaciones en el peso al nacer en Colombia. Azevedo, J.P., C. Rodriguez Castelan y V. Sanfelice (2012): How do climate change impact intergenerational mobility? Identifying the effects of weather shocks on weight at birth in Colombia (¿Cómo afecta el cambio climático la movilidad intergeneracional? Identificación de los efectos de las crisis climáticas en el peso al nacer en Colombia), documento mimeografiado, Banco Mundial.
40 S. Pandey y H. Bhandari, “Drought, Coping Mechanisms and Poverty: Insight from Rainfed Rice Farming in Asia” (“Sequía, mecanismos de superación y pobreza: Revelaciones del cultivo de arroz de secano en Asia), Monografía de IFAD (2009). Los tres estados cubiertos en el estudio son Chattisgarh, Jharkhand y Orissa.
41 Otro estudio informa de pérdidas del orden del 25%–58% de los ingresos familiares y efectos en la pobreza de entre 12% y 33% en India oriental (H. Bhandari, S. Pandey, R. Sharan y otros, “Economic Costs of Drought and Rice Farmers’ Drought-Coping Mechanisms in Eastern India” (Costos económicos de la sequía y mecanismos para enfrentar las sequías entre productores de arroz en India oriental), en Economic Costs of Drought and Rice Farmers’ Coping Mechanisms: A Cross-Country Comparative Analysis (Costos económicos de la sequía y mecanismos para enfrentar las sequías entre productores de arroz: Análisis comparativo entre países), ed. S. Pandey, H. Bhandari y B. Hardy [Los Baños: International Rice Research Institute, 43–112, 2007]).
42 P. Birthal, S. Nigam, A. Narayanan y K. Kareem, “Potential Benefits from Adoption of Improved Drought-Tolerant Groundnut in India” (Posibles beneficios de la adopción de la variedad mejorada de cacahuate tolerante a la sequía en India), Agricultural Economics Research Review 25 (1; enero-julio): 1–14 (2012).
43 Ibíd.
44 CGIAR, Climate, Agriculture and Food Security: A Strategy for Change (Clima, agricultura y seguridad alimentaria: Una estrategia de cambio): http://cgiar.bio-mirror.cn/pdf/CCAFS_Strategy_december2009.pdf (2009). Además, La Rovere y otros calculan ganancias económicas conservadoras de US$0,5 mil millones en 13 países africanos a partir de aumentos conservadores en la productividad (de hasta el 20%) y la variabilidad del rendimiento (reducciones del 10%). R. La Rovere, G. Kostandini, A. Tahirou y otros, “Potential Impact of Investments in Drought Tolerant Maize in Africa” (Posible impacto de inversiones en variedades de maíz tolerantes a la sequía en África), Centro International de Mejoramiento del Maíz y del Trigo, Addis Abeba [2010]).

No hay comentarios:

Publicar un comentario