Páginas vistas en total

lunes, 17 de septiembre de 2012

"Nuestros recursos naturales son lo más preciado que tenemos": PNUMA

La alianza España-PNUMA para las áreas protegidas, en apoyo a la iniciativa LifeWeb, auspicia el proyecto "Soporte a las áreas protegidas de Mesoamérica" en Panamá y El Salvador

Agricultores del Volcán Barú y La Montañona fueron capacitados en nuevas técnicas más respetuosas con el entorno natural

Ciudad de Panamá / Notiocho

Minimizar los costes de producción, obtener alimentos más seguros y de mayor calidad y desarrollar una agricultura más amigable con el medio ambiente, fueron algunos de los objetivos del proyecto "Soporte a las áreas protegidas de Mesoamérica".
El proyecto, impulsado por la alianza España-PNUMA para las áreas protegidas, en apoyo a la iniciativa LifeWeb, capacitó a productores de El Salvador y Panamá en técnicas agrícolas innovadoras y respetuosas con el medio ambiente.
"Las capacitaciones nos han servido para conocer nuevas prácticas. Estamos muy interesados en impulsarlas", señaló Juan José Delgado Mejía, agricultor del municipio de Las Vueltas, Chalatenango, en el norte de El Salvador.
Esta localidad se encuentra en el Área de Conservación La Montañona, una de las dos áreas protegidas mesoamericanas donde se ha ejecutado el proyecto.
José Abdiel Caballero lleva más de 20 años trabajando como agricultor en Cerro Punta, provincia de Chiriquí, en Panamá. Esta pequeña localidad está rodeada de dos áreas naturales de gran valor ecológico: el Parque Internacional la Amistad y el Parque Nacional Volcán Barú.
En este último se ejecutó el proyecto. "Nosotros hemos tratado de desarrollar una agricultura compatible con el medio ambiente para tratar de conservar nuestros recursos naturales, que son lo más preciado que tenemos", afirmó.
Según las personas beneficiarias, este tipo de proyectos ofrece nuevas prácticas para las organizaciones comunitarias y contribuye a desarrollar entre los productores un entendimiento empírico sobre los beneficios que brindan los servicios ecosistémicos.
"La capacitación de ocho días que recibimos nos sirvió para aprender cómo es la agricultura orgánica y poder traer ese conocimiento a nuestras comunidades", indicó Alejandro Alfredo Guardado, agricultor salvadoreño.
En Panamá, el proyecto también puso en marcha parcelas demostrativas utilizadas como laboratorios para el aprendizaje. Estos espacios buscan promover nuevos conocimientos entre las comunidades e instituciones, así como contribuir a la divulgación de buenas prácticas para su réplica en otros contextos y lugares.
Según Adaías González, productor de Cerro Punta, "somos ya varios los productores que, gracias a diversos procesos de capacitación, estamos aplicando buenas prácticas como las barreras vivas, la preparación del suelo o las cajas de sedimentación que favorecen una agricultura respetuosa con el medio ambiente local".
Esta iniciativa mesoamericana, financiada por el Gobierno de España e impulsada por el PNUMA, se apoya en los ministerios de ambiente de cada país.
En Panamá, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente trabaja codo a codo con la Autoridad Nacional del Ambiente (ANAM) y cuenta con la colaboración en el terreno de la Fundación para el Desarrollo Integral, Comunitario y Conservación de los Ecosistemas en Panamá (FUNDICCEP) y la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCON).
En El Salvador, el PNUMA implementa el proyecto junto con el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) y la colaboración del Programa Salvadoreño de Investigación sobre Desarrollo y Medio Ambiente (PRISMA).

No hay comentarios:

Publicar un comentario