Páginas vistas en total

sábado, 15 de septiembre de 2012

Casi la mitad de los adultos de EE. UU. sufren de enfermedad de las encías: MedlinePlus

La tasa es incluso mayor entre los adultos mayores, halla un estudio

 
Imagen de noticias HealthDay
La enfermedad de las encías afecta a casi la mitad de los adultos estadounidenses a partir de los 30 años, halla un estudio reciente.
El estudio aparece en la edición del 30 de agosto de la revista Journal of Dental Research.
La periodontitis es una infección de las encías, y una importante causa de pérdida dental en los adultos, según la Asociación Dental Americana (American Dental Association).
Para el nuevo estudio, los investigadores analizaron datos de un estudio nacionalmente representativo de más de 3,700 adultos a partir de los 30 años de edad, y hallaron que alrededor del 47 por ciento sufrían de periodontitis. Alrededor del 9 por ciento tenían enfermedad de las encías leve, 30 por ciento tenían enfermedad moderada y 8.5 por ciento tenían enfermedad grave.
La tasa de 47 por ciento significa que alrededor de 65 millones de adultos de EE. UU. sufren de enfermedad de las encías, según un comunicado de prensa de la revista.
Los investigadores también hallaron que 64 por ciento de los adultos a partir de los 65 años tenían periodontitis moderada o grave. Esta tasa es mucho mayor que los estimados nacionales anteriores, según el autor líder del estudio Paul Elke, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., y colegas.
Las tasas de enfermedad de las encías fueron más altas en los hombres, en los estadounidenses de origen mexicano, en los adultos con una educación inferior a la secundaria, entre los adultos por debajo de la línea de pobreza y en los fumadores actuales.
Aunque por lo general es indolora, las señales de advertencia incluyen encías que sangran fácilmente o que están rojas, hinchadas o sensibles, según el sitio web de la Asociación Dental Americana. Otras señales son encías que se han retirado de los dientes, o un mal aliento o mal sabor crónicos.

Artículo por HealthDay, traducido por HispanicareFUENTE: Journal of Dental Research

No hay comentarios:

Publicar un comentario