Páginas vistas en total

martes, 18 de septiembre de 2012

Alemania intenta prohibir a la extrema derecha proyectar el filme islamófobo

BERLÍN (AFP)
El Gobierno de Alemania, que teme posibles actos de violencia, intenta impedir que la extrema derecha del país proyecte la película islamófoba que ha desatado una oleada de protestas en el mundo musulmán.
El grupúsculo Pro Deutschland', que lleva a cabo desde hace varios meses una campaña contra los musulmanes, quiere proyectar en un cine berlinés una versión integral de 'La Inocencia de los Musulmanes'.
Por el momento, sólo se han difundido en el portal YouTube 14 minutos de este filme, que se refiere a la vida de Mahoma, de quien se burla, toca temas como la homosexualidad y la pedofilia y presenta a los musulmanes como inmorales y gratuitamente violentos.
Las autoridades alemanas afirman que harán todo lo que esté a su alcance para prohibir que Pro Deutschland proyecte la película.
El ministro del Interior, Hans-Peter Friedrich, estima que dicha proyección sería una "manifestación política", con el fin de "echar leña al fuego". Por ende, considera el ministro, prohibir su proyección no constituiría un atentado a la libertad de expresión.
"En estas condiciones, considero apropiado estudiar todas las posibilidades jurídicas vinculadas con el derecho de reunión y con el orden público para ver cómo podemos oponernos" a una posible proyección, recalcó el ministro conservador en el canal Phoenix.
La jefa de Gobierno, Angela Merkel, estimó que lo esencial era saber si la proyección de este largometraje, considerado caricaturesco y de mala calidad, pondría en peligro la seguridad de Alemania, donde viven cuatro millones de musulmanes, en su mayoría de origen turco. "Puedo imaginar buenas razones" para prohibir la difusión de esta película, recalcó Merkel.
La canciller alemana había defendido ardientemente la publicación de caricaturas de Mahoma en un periódico danés. Hace dos años, pese a tener dudas sobre el "buen gusto" de estos dibujos, concurrió a la ceremonia de entrega de un premio al autor de los mismos.
La ciudad-Estado de Berlín, donde viven unos 100.000 turcos, pidió a los administradores de la salas de cine que boicoteen la película. "No hay que dejar espacio para la provocación", subrayó Dilek Kolat, que tiene a su cargo temas de integración en Berlín.
Por su parte, los musulmanes estaban divididos al respecto.
El Consejo Central de los Musulmanes y el Consejo de Coordinación de los Musulmanes (KRM) pidieron que se prohíba la proyección, mientras que la Federación Islámica Liberal se opone a esta posible prohibición. "Cuanto más se transforma este tipo de cosas en tabú, más daños causa", declaró Lamya Kaddor al periódico Tageszeitung.
Muchos observadores consideran que el anuncio de Pro Deutschland es un capítulo más de la campaña de agitación que lleva a cabo este grupúsculo dirigido por un exneonazi.
El pasado 18 de agosto, por ejemplo, unos cincuenta militantes de Pro Deutschland desplegaron una caricatura de Mahoma frente a una mezquita en Berlín, conocida por ser del dominio de los salafistas. "¡Alto a la islamización!", figuraba en la pancarta. Unos 150 militantes antinazis y de extrema izquierda organizaron una manifestación en respuesta.
 
AFP.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario